MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, DÍA 5

DÍA 5

V/           En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

R/           Amén.

V/           El Señor esté con vosotros.

R/           Y con tu espíritu.

Invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús

V/           Gloria del Corazón de Jesús.

R/           ¡Ocupa mi corazón!

V/           Grandeza del Corazón de Jesús.

R/           ¡Confunde mi corazón!

V/           Humildad del Corazón de Jesús.

R/           ¡Anonada mi corazón!

V/           Sagrado Corazón de Jesús.

R/           En ti confío.

R/           Me  abraso  en  deseos  de  agradarte;  pero  siento  que  de ningún modo podré llegar a conseguir lo que deseo sin aquel gran auxilio que solamente Tú puedes darme. Perfecciona, pues, en mí ¡oh Corazón santísimo! todo lo que te es agradable y conforme a tu voluntad.*13

 

Oración para todos los días

¡Oh Dios!, que en el Corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor.

R/ Amén.

Lectura bíblica: Ez 36, 26

«Os daré un corazón nuevo»

 

Meditación: El Corazón de Jesús, dádiva del Amor de Dios

Paray-Le Monial es un lugar donde estas palabras del Profeta Ezequiel resuenan con fuerza. Fueron confirmadas aquí por una sierva pobre y escondida del Corazón divino de Nuestro Señor: Santa Margarita María. Cuántas veces, en el curso de la historia, la verdad de esta promesa ha sido confirmada por la Revelación, en la Iglesia, a través de la experiencia de los santos, de los místicos, de las almas consagradas a Dios. Toda la historia de la espiritualidad cristiana lo atestigua: la vida del hombre creyente en Dios, en tensión hacia el futuro por la esperanza, llamado a la comunión del amor, esta vida es la del corazón, la del hombre «interior», Ella está iluminada por la verdad admirable del Corazón de Jesús que se ofrece a Sí mismo por el mundo.*14

Acto de confianza

 

R/           ¡Oh Corazón de Jesús! Pongo toda mi confianza en Ti. De mi debilidad todo lo temo, pero todo lo espero de tu bondad. A tu Corazón  confío  que  proveas  a nuestra  diócesis  y a toda  la  iglesia universal de muchos y santos sacerdotes (u otra petición que se desee). Míralo todo y después haz lo que tu Corazón te diga, deja obrar a tu Corazón. ¡Jesús mío, yo cuento contigo, yo me fío de ti, yo descanso en ti, yo estoy seguro en ti!

V/           Corazón de Jesús, templo santo de Dios.

R/           Ten misericordia de nosotros.

V/           Jesús, manso y humilde de Corazón.

R/           Haz nuestro corazón semejante al tuyo.

 

*13 Beato Bernardo de Hoyos
14 JUAN PABLO II, Homilía en Paray Le Monial, (5-X-1986)