Tres medios principales para hacer reinar el amor del Sagrado Corazón de Jesús en el sufrimiento

I Hay que acudir a la oración y a la penitencia             “Velad conmigo y orad para que no sucumbáis en la tentación”, decía nuestro Señor a sus discípulos en el huerto de Getsemaní; y habiéndose dormido, les echaba en cara no haber podido velar y orar con Él una hora, porque el espíritu está pronto,[…]

La filiación divina y el Corazón de Jesús

El Corazón de Jesús y la filiación divina

La fuerza evangelizadora de la santidad             “Los que son movidos por el espíritu de Dios, estos son los hijos de Dios. Que no hay recibido el espíritu de siervos para recaer en el temor, Antes habéis recibido el espíritu de adopción, por el que clamamos ¡Abba!¡Padre!(Rom. 8,14-15.) Sería quizás difícil encontrar palabras más sintéticas,[…]

San Juan Pablo II

Hoy Celebramos a San Juan Pablo II   “¡No tengáis miedo!” … Tienen necesidad de esas palabras los pueblos y las naciones del mundo entero. Es necesario que en su conciencia resurja con fuerza lo certeza de que existe Alguien que tiene en sus manos el destino de este mundo que pasa ( … )[…]